Dos estudios independientes apuntan a que el cambio climático potenció la lluvia de la tormenta en al menos un 15%.

 

En agosto de 2017, el Huracán Harvey produjo inundaciones como nunca antes habían sido observadas en Houston, Texas. En cuestión de días, una inusitada cantidad de agua de la que no existían precedentes sepulto la ciudad de Houston, una de las más grandes de Estados Unidos.

En la secuela del diluvio, los climatólogos de varias instituciones señalaron que las tormentas tropicales como Harvey son raras, sin embargo advirtieron que, las aguas del océano, inusualmente más cálidas durante esa época del año pueden haber sobrealimentado la precipitación extrema que tuvo lugar durante el huracán. Ahora, dos equipos independientes de científicos han encontrado las huellas dactilares del ser humano en la tormenta.

Así el estudio publicado recientemente en la revista especialiaza Geophysical Research Letters los científicos concluyeron que en comparación con un huracán típico de los años 50, el cambio climático probablemente incrementó la lluvia de Harvey en al menos un 19%. Sin embargo no se trata de una evidencia única. Otro estudio publicado en la revista homóloga Environmental Research Letters encontró resultados similares, apuntando a que el cambio climático impulsó la lluvia en aproximadamente un 15 %.

Ambos estudios también encontraron que el cambio climático casi triplicó las probabilidades de una tormenta tipo Harvey. “No es novedoso que el cambio climático afecte las precipitaciones extremas, pero nuestros resultados indican que la cantidad es mayor a la esperada”, declaró en un comunicado de prensa Michael Wehner, climatólogo del Lawrence Berkeley National Laboratory, y coautor del primer estudio.

Más información en:

http://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/actualidad/huracan-harvey-fue-probablemente-sobrealimentado-por-cambio-climatico_12181/4

 

Leave a Comment