El término biodiversidad, acuñado por el biólogo norteamericano Edward O. Wilson en 1988 para denominar la variedad biológica de una determinada zona del planeta, y se trata de un concepto esencial para la evolución de la vida y la supervivencia de los seres que pueblan la Tierra. Entenderemos por biodiversidad o diversidad biológica a la variabilidad de los organismos vivos, que forman parte de todos los ecosistemas terrestres y acuáticos. Esto incluye la diversidad dentro de una misma especie, entre especies y entre ecosistemas. Toda esta diversidad de vida participa de múltiples procesos que inciden sobre el equilibrio del clima, de los ciclos del agua, de la evolución de los suelos. La biodiversidad no es uniforme, y es en los trópicos donde se halla en mayor cantidad. La biodiversidad es un sistema que evoluciona constantemente de forma natural. Así, se calcula que la vida media de una especie oscila entre uno y cuatro millones de años, y que el 99% de las especies que se han mantenido en la Tierra alguna vez están extinguidas en la actualidad.

Por otra parte, la conservación de la biodiversidad es el manejo de las interacciones humanas con los genes, las especies y los ecosistemas, de manera que se promueva el beneficio máximo a la generación presente, mientras que se mantiene el potencial para satisfacer las necesidades y aspiraciones de las futuras generaciones; incluye elementos de salvar, conocer y usar la biodiversidad. Debemos distinguir además entre biodiversidad y características ecológicas de un lugar, las cuales se entienden como la combinación de los componentes, procesos y beneficios/servicios del ecosistema que caracterizan al lugar en un determinado momento. En el caso del patrimonio natural, está constituido por la variedad de paisajes que conforman la lora y fauna de un territorio. La UNESCO lo define como aquellos monumentos naturales, formaciones geológicas, lugares y paisajes naturales, que tienen un valor relevante desde el punto de vista estético, científico y/o medioambiental. El patrimonio natural lo constituyen las reservas de la biosfera, los monumentos naturales, las reservas y parques nacionales, y los santuarios de la naturaleza. La importancia de la biodiversidad y el patrimonio natural para nuestro planeta y para nuestro país, radica principalmente en que aportan vida y contribuyen al desarrollo de las comunidades humanas, tanto desde una perspectiva social y cultural como desde un enfoque económico. Aportan belleza escénica, estabilidad ecosistémica, recursos naturales, posibilidades de encontrar medicinas para enfermedades que nos afectan, e insumos para la vida (como alimento, madera, suelo, agua, etc.).

Leave a Comment